Mejora tu bienestar con estos 8 ejercicios de pranayama

¿Qué es el pranayama?

El pranayama es una técnica de yoga que se enfoca en el control de la respiración. La palabra “pranayama” proviene del sánscrito y significa “control de la energía vital”. El pranayama se practica inhalando y exhalando de manera consciente y rítmica.

Beneficios del pranayama

El pranayama tiene muchos beneficios para la salud física y mental, incluyendo:

  • Reduce el estrés y la ansiedad
  • Mejora el sueño
  • Aumenta la energía
  • Mejora la concentración y la memoria
  • Fortalece el sistema inmunológico
  • Ayuda a controlar la presión arterial
  • Mejora la digestión
  • Alivia el dolor

Tipos de pranayama

Hay muchos tipos diferentes de pranayama, cada uno con sus propios beneficios únicos. Algunos de los tipos de pranayama más comunes incluyen:

1. Respiración natural

Inhala y exhala con normalidad por ambas fosas nasales. Este ejercicio ayuda a relajar el cuerpo.

2. Respiración abdominal básica

Acuéstate en una colchoneta de yoga y respira. Siente la respiración, al inhalar el área del abdomen debe elevarse mientras que al exhalar debe aplanarse. Este ejercicio induce a la calma.

3. Respiración torácica

En este ejercicio, la participación del área abdominal es mínima y se reemplaza por el pecho. Esta técnica de respiración requiere más energía en comparación con la respiración abdominal.

4. Respiración clavicular

Este tipo de respiración involucra el movimiento del hombro y el área de la clavícula para elevarse al inhalar mientras se mantiene el resto del cuerpo inmóvil. Proporciona oxígeno al tercio superior de los pulmones.

5. Respiración yóguica

Es un proceso de 3 pasos que comienza con la respiración a través de la parte inferior del abdomen, cubriendo la mitad del torso y finalmente alcanzando la parte superior del pecho y los hombros. Sigue los mismos 3 pasos al liberar la respiración en orden inverso. Este ejercicio libera el estrés, la ansiedad, el nerviosismo, refresca la mente y equilibra el cuerpo.

Leer Más:  Kali Kavach: El Escudo Protector de la Diosa Kali

6. Respiración profunda

Es un patrón de respiración lento, profundo y rítmico a través de la nariz, reteniendo la respiración por un tiempo y liberándola. Ayuda a desintoxicar el cuerpo, aumenta el conteo sanguíneo, libera tensión, relaja la mente, fortalece el sistema inmunológico, eleva el estado de ánimo, aumenta el nivel de energía y mejora la resistencia.

7. Respiración rápida

A diferencia de Kapalbhati y Bhastrika, la respiración rápida no implica inhalaciones y exhalaciones forzadas. Aquí, tanto las inhalaciones como las exhalaciones son de igual duración. Relaja los nervios, aumenta el flujo de oxígeno, libera la mente del desorden emocional, proporciona inmunidad a los órganos y es beneficiosa para las personas que padecen sinusitis.

8. Viloma pranayama

Es un ejercicio de respiración en el que se interrumpen las inhalaciones y exhalaciones regulares, aumentando así la duración total.

El pranayama es una práctica segura y efectiva que puede mejorar tu salud y bienestar. Habla con tu médico antes de comenzar una práctica de pranayama si tienes alguna afección médica.